Nexus. Vinos con D.O. Ribera del Duero

LAS NOTICIAS

LA PODA DE INVIERNO

11/12/2017
LA PODA DE INVIERNO

Con el fin del otoño y la caída de las hojas de la vid, llega uno de los momentos más importantes en cuanto a los trabajos que se realizan en el campo, la poda de invierno.

La poda de invierno se debe llevar a cabo cuando las cepas se encuentran en estado de reposo vegetativo, un periodo que comprende desde la llegada del frío hasta la época del ‘desborre’ (esto es, cuando las yemas comienzan a salir).

El objetivo de la poda de invierno es preparar a la planta para el siguiente ciclo vegetativo, definir el número de yemas por cepa, lo que después va a resultar en la producción por hectárea, junto a los trabajos en verde que se realizan en primavera y verano.

La poda de invierno también sirve para alargar la vida de la cepa y asegurar la cosecha año tras año, siempre teniendo en cuenta que es necesario conseguir una correcta relación entre el número de varas, los racimos y la superficie foliar.

Conducción y vaso y espaldera

Mediante la poda, es igualmente posible modificar la forma de la vid, tampoco es lo mismo podar una cepa conducida en vaso o en espaldera. Pero lo cierto es que en ambos casos es fundamental tener en cuenta varios factores, sobre todo en las Denominaciones de Origen de donde proceden las uvas de Bodegas Nexus & Frontaura: Ribera del Duero, Toro y Rueda.

Por un lado, estas zonas vinícolas se caracterizan por un clima muy frío en invierno (aunque esto se está modificando poco a poco debido al cambo climático), donde se registran grandes heladas. No es aconsejable podar cuando la planta está helada porque la leña podría resquebrajarse.

Otra de las peculiaridades de nuestro clima es el riesgo de heladas tardías y granizo. Por ejemplo, en 2017 se registraron grandes heladas a finales del mes de abril y primeros de mayo que redujeron considerablemente la producción de uva en Castilla y León. En verano, también hubo granizos localizados que mermaron las cosechas.

No conviene obviar estas particularidades del clima, pues por ejemplo una poda larga (dejar muchas yemas por vara) o tardía ayudarán a mitigar el daño de los efectos climáticos adversos.

Una poda larga significa, a priori, buscar una mayor producción. Sin embargo, también es una forma de prevenir el perjuicio de una helada primaveral: Si desde el principio se dejaran pocas yemas por varas y helase, la cantidad de racimos se vería reducida cuantiosamente. Sin embargo, si se realiza una poda larga, después es posible controlar los rendimientos mediante poda en verde y vendimia en verde.

En nuestro caso, este año hemos comenzado a podar en la Denominación de Origen Toro (Frontaura), pero en Ribera del Duero (Nexus) no lo haremos hasta el mes de enero. El motivo es que contamos con menos superficie de viñedo y porque el ciclo de la planta es algo más tardío en el primer caso que en el segundo.

La poda es un trabajo principalmente manual, independientemente de si el viñedo está en vaso o en espaldera. En Bodegas Nexus & Frontaura llevamos trabajando con el mismo equipo muchos años, un equipo que mima cuidadosamente cada cepa. 

Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores


© 2012-2017 Bodega Nexus.Tel. (+34) 983 880 488 · Fax (+34) 983 870 065 - Aviso legal